Restablecer

Búsqueda avanzada
Su resultado de búsqueda
Abril 5, 2018

La playa de arenas rojas del Calafquén

Una parte importante de una de las playas del Calafquen está en Coñaripe. En el sector aledaño a la ubicación donde se asentó originalmente el pueblo, y por dónde se supone, está el paso del guerrero (Kona – ripe) que le dá el nombre a la localidad. Esta parte de la ribera del Calafquén, es de arenas rojas. El extraño fenómeno ocurre a causa del deslave que se genera de una parte de los faldeos del volcán Villarica. Deslave de una piedrecilla arenosa de color bermellón, cocida hace miles de años en las entrañas del volcán Villarica a escasos 17 kilómetros de Coñaripe y el lago Calafquén.

Este sector de la playa, en contraste al kilométrico resto de la playa, es de un color rojo bermellón uniforme. Los habitantes del sector y la comuna, la utilizan para adornar las entradas de sus casas y los senderos de sus jardines. Es liviana y dura; pero poco consistente, como una piedra pómez, sólo que de un color rojo, que hace sentido con el fuerte negro de las arenas del sector y el profundo azul de los cielos del sur chileno. Por alguna casualidad del destino, una parte de la kilométrica playa de Coñaripe, en el sector de Puente Seco, es de color rojo y formada con esta arenilla extraordinaria.

Los coñaripenses, temerosos y desconfiados a veces, creyeron en algún momento que una avalancha de esta piedra pudiese contaminar su valiosa fuente de ingresos: el lago, la playa, el turismo. Seguramente no saben que, hasta donde se sabe, serían los únicos agraciados con tener una playa de arenas rojas en el mundo. Para verla y descubrirla, se debe caminar desde el pueblo, por la playa y pasar por el sector del Cristo y entrar, en lo que los locales llaman; “terreno congelado”. Esa parte y ésta “nueva joya turística de Coñaripe”, pertenece al Fisco de Chile y es administrado por Bienes Nacionales.

El terreno aledaño a esta impresionante playa, ha sido “tomado” dos veces por “emprendedores” locales, con nefastos resultados para ellos. Y hoy, se encuentra en total abandono. Inclusive, se sabe que en parte del terreno, frente a la desembocadura del río seco y a orillas del lago, se han generado botaderos de escombros y otras cosas. Se ha permitido además, la proliferación de una planta hedionda y alergénica que ha eliminado otras especies herbáceas como la murta silvestre y posiblemente endémicas del lugar – unos le dicen romero porque es de flor amarilla, pero se trata de una simple plaga de espino que afecta la zona y la región desde hace ya varios años. A sabiendas, la institución gubernamental Bienes Nacionales de Chile, no hace mantención de sus propiedades.

La playa de Coñaripe no termina frente a un camping al sur de la misma o en el sector de la misión, al norte. El terreno “congelado” – y supuestamente administrado por Bienes Nacionales – puede ser perfectamente un parque temático con incontables beneficios que mejoren el contenido turístico de Coñaripe. A continuación un listado de posibles soluciones al abandono de ese sector. –

  • Pista de trote circular para practicar deportes. Se ve a los turistas en verano peligrando su vida trotando a orillas de la carretera.
  • Cancha de minigolf familiar para entretener a grupos de personas en una actividad sana y divertida. Hay una en Pucon con muy buenos resultados. Se puede concesionar cada año y generar ingresos para la mantencion del parque.
  • Una marina con muelle y control de ingreso de lanchas y embarcaciones al lago.
  • Café del lago y tienda de artesanía concesionable para financiar los costos de mantencion del servicio. –
  • Costanera de los enamorados con iluminación baja para no contaminar la contemplación de estrellas en las tardes. Hay ejemplos hermosos de ello en Torre Vieja en España.
  • Pueblito mapuche con muestra histórica de los asentamientos y actividades de la etnia; culturales, artesanales, pictograficas, idiomaticas, deportivas etc
  • Centro artesanal – como el de Villarica – con la venta de productos de la zona. Con locales concesionados para controlar el contenido y la calidad de los mismos y para financiar la mantencion del proyecto.

Todo el proyecto pudiese ser financiado con una inversión puntual para mejorar y potenciar el turismo con fondos regionales o del estado. Es factible pasar sobre la gestión privada y entregar la dirección y gestión de un proyecto así a una institución estatal del turismo de manera que no sea objeto de intereses privados que a fin de cuentas es depredadora ambiental y sólo ve el lucro – con desmedro de la calidad y los servicios  en sus objetivos. Un proyecto así, debiera ser de cara a la comunidad y sus gestores y financiado por la plusvalía que genera el esfuerzo de todos quienes habitan y generan bienestar para Coñaripe.

Copyright: Fco Javier Rojas - Casas Los Hualles de Coñaripe

Copyright: Fco Javier Rojas – Casas Los Hualles de Coñaripe

La playa toja del Calafquén

Playa de arenas Rojas al sur de la playa principal de Coñaripe

4 kilómetros de playa en el ribera de Coñaripe

  • Boton de pago

    Al hacer clic en este botón de pago, usted ingresa a la plataforma de pagos online de Flow.cl. Allí podrá pagar su reserva con varios medios de pago. El monto a pagar, para pasar la reserva a fijo, es el acordado o bien el 50% del valor indicado en nuestra página. El resto debe ser pagado al momento de recepcionar la cabaña conforme.
    Bienvenidos

  • CALCULE SU PRECIO

    Arriba en ésta misma columna. En el formulario de fechas, debajo del precio, ingrese fecha de llegada y fecha de salida y cantidad de personas, aparecerá el precio que corresponda a su reserva. Puede usar el botón de pago aquí arriba. – ¡Bienvenidos!

  • Indica que existe y es arrendable

    Las propiedades con el signo verificado significa que:
    – Existen
    – Las fotos son fidedignas de la propiedad
    – El propietario existe jurídicamente
    – Están en funcionamiento
    – Son ubicables en un mapa
    – Son accesibles
    – Las fotos fueron hechas por un representante local de este sitio con el permiso explícito del propietario.